Breaking News

Misterios de la Isla de Pascua Parte 1

Isla de Pascua misterios

Durante siglos, exploradores y antropólogos han especulado sobre los moai, las enormes estatuas de piedra esparcidas por la isla de Pascua. Aunque la ciencia ha ido muy lejos para explicar lo que son los moai y de dónde vinieron, siguen siendo una advertencia para aquellos que explotan nuestros recursos naturales.

El primero que hizo conocida la isla de Pascua al  mundo occidental fue el navegador holandés Jakob Roggeveen, siendo la isla de Pascua el lugar más remoto del mundo. Llamado "el ombligo del mundo" por los isleños, tiene en 64 millas cuadradas de tierra seca en medio del Océano Pacífico, y está situada a 1.250 millas del puesto avanzado más poblado de la civilización - isla de Pitcairn - y 2.000 millas de América del Sur.

Cuando los tres barcos de Roggeveen desembarcaron en la isla el domingo de Pascua en 1722, la población nativa era apenas de 400. No había árboles de más de 3 metros de altura en la isla, los habitantes indígenas tenían pocos recursos alimenticios y su tecnología se limitaba a herramientas de piedra, hueso y caparazones. A pesar de la escasez de recursos, los isleños habían logrado levantar casi 900 moai, que parecían mirar hacia el interior desde las costas con sus ojos ciegos.
  

Un Misterio en desarrollo

¿Cómo podría haber sido creado por una cultura de la edad de piedra el enigmático moai, el más pequeño de los cuales pesa varias toneladas, y algunos de los cuales tienen más de 20 metros de alto y pesan más de 80 toneladas- y para qué? La respuesta al misterio es una mezcla de antropología, ciencia ambiental e ingeniería que, si acaso, es aún más fascinante que los cuentos.

Según la leyenda local, en el año 400, el rey polinesio Hotu Matu'a envió siete hombres jóvenes hacia el este para buscar una nueva patria para su pueblo. El lugar que encontraron fue Isla de Pascua.

La gente de la isla de Pascua prosperó a partir de los siglos XI al XVII, con una población superior de cerca de 12.000. En aquellos días, la isla estaba cubierta de bosques con palmeras, que se utilizaban para hacer canoas para la pesca, redes y cuerdas, y también para proporcionar un hogar para aves que anidaban.

Aunque los árboles habían sido eliminados desde hacía mucho tiempo cuando los primeros europeos visitaron la isla, los arqueólogos han encontrado restos de su polen, así como los huesos de las marsopas y las aves que proporcionaron una parte importante de la dieta nativa. Los árboles también eran un elemento crítico en su economía, ya que dio a los isleños suficiente tiempo y energía para tallar, transportar y levantar el moai.



¿QUIERES RECIBIR EN TU CORREO LAS NUEVAS PUBLICACIONES?

Enter your email address:

Delivered by FeedBurner


Recuerda que para quedar inscrito debes hacer click en el correo que te llegue

No hay comentarios.